El_señor_de_las_moscas«Las gentes se robarían y matarían unos a otros si no hubiera gobierno ni ley», piensan algunos. Pero, realmente, ¿por qué harían algo así?

Supón que tú, yo y muchos otros, hemos sufrido un naufragio y nos encontramos en una isla rica en toda clase de frutos. Por supuesto, tenemos que ponernos a trabajar para recoger el alimento.

Supón ahora que, de repente, uno de nosotros declara que todo le pertenece y que nadie podría tener un solo bocado a no ser que primero pagase tributo por él. Nos indignaríamos, ¿no es verdad? Pero también nos reiríamos de sus pretensiones. Si intentara hacer problema sobre ese asunto, tal vez lo arrojaríamos al mar, y le estaría bien merecido, ¿no es así?

Supón además que, pasado el tiempo, nosotros mismos y nuestros antepasados hayamos cultivado la isla y la hayamos abastecido de todo lo que se necesita para la vida y la comodidad, y llegara desde el mar alguien que pretendiera que todo es suyo. ¿Qué diríamos? Ni siquiera haríamos caso de él, ¿no es así? Como mucho le diríamos que podríamos compartir con él si se uniera a nuestro trabajo.

Pero supón que insiste en su propiedad y que saca un trozo de papel y dice que eso prueba que todo le pertenece… Le diríamos que está loco y nos iríamos a nuestros asuntos.

represión-brasil-indigenas-kayapoPero, ¿y si tuviera un gobierno que lo respaldara en sus pretensiones? Sin duda, apelaría a él para la protección de «sus derechos» y el gobierno enviaría a la policía y a los soldados, que nos expropiarían, que nos desahuciarían y que pondrían «en posesión al propietario legal».

Esa, amigo, es la función del gobierno; esa es la razón por la que existe el gobierno y lo que está haciendo constantemente.

Ahora bien, ¿sigues pensando que sin esa cosa llamada gobierno nos robaríamos y nos mataríamos mutuamente?

¿No es más bien verdad que con el gobierno ya robamos y matamos? Porque el gobierno no nos asegura en nuestras posesiones justas, sino que, por el contrario, nos las arrebata para el beneficio de aquellos que no tienen derecho sobre ellas.

Si te despertaras mañana y supieras que ya no hay gobierno, ¿sería tu primer pensamiento lanzarte a la calle y matar a alguien? No, sabes que eso es absurdo. Hablamos de hombres cuerdos. Aunque también habrían algunos hombres dementes, por supuesto. Pero el hombre enloquecido que desea matar no pregunta primero si existe o no existe un gobierno. Lo hace de todas maneras.

un-nuevo-mundoLo más probable es que, si nos despertásemos descubriendo que no hay gobierno, simplemente dedicaríamos nuestra vida a las nuevas condiciones, para mejorarlas o intentar sobrevivir lo mejor posible…

 

Texto extraído del capítulo ‘¿Es el gobierno necesario?’, escrito por Alexander Berkman.