208, 2015

El Héroe del Pueblo

By |8 Comments

Son tiempos curiosos éstos en los que podemos encontrar mayor lucidez y acierto, analizando la actualidad política, en una película de dibujos animados para niños que en la mayoría de medios de comunicación especializados. Para demostrarlo, haremos hoy una breve reseña de la película de animación Rango (con un mínimo de spoilers que no añadirán nada más de lo que adelanta el propio trailer), que os pueda servir además de sugerencia para ver en este caluroso fin de semana. Una armoniosa combinación de aventuras, risas, western, búsqueda del destino y construcción de personajes, que podréis descargar haciendo click aquí.

Ver trailer

 

Rango va de un acomodado camaleón que, por accidente (lo que es habitual en su vida), se acaba perdiendo por el desierto. Obsesionado por encontrar su propio destino, pero incapaz apenas de conseguir sobrevivir, llega a un pueblo sombrío y rudo llamado Dirt. Por azar, se acaba convirtiendo en un valeroso héroe para sus habitantes. Un nuevo héroe para un pueblo que lleva años sumido en una terrible escasez generalizada, debida al acaparamiento de recursos por parte del alcalde y de sus secuaces.

Ahora bien, la llegada triunfal de Rango parece que pueda comprometer los intereses de la mafia institucionalizada, ya que éste (totalmente entregado a su nuevo papel de héroe) promete a los ciudadanos encontrar el agua desaparecida para devolvérsela a todos. Los secuaces alertan al alcalde, convencidos seriamente de la capacidad de este nuevo héroe, y preocupados por la posible amenaza que supone hacia sus sucios intereses. El alcalde, sin embargo, sonríe aliviado ya que en realidad la llegada del héroe salvador del pueblo podría resultar ser un regalo caído del cielo en favor de su mafioso entramado político. Como le dice el propio alcalde a Rango, mientras observan desde lo alto a sus conciudadanos:

“La vida aquí es dura. Muy dura. ¿Y sabes cómo consiguen sobrevivir? ¡Creyendo! Creyendo que las cosas van a mejorar. Creyendo que el agua acabará llegando. Creyendo en contra de toda evidencia que el mañana será mejor que el hoy. La gente tiene que creer en algo […]”

 ¿Adivinais qué hace entonces el alcalde con este nuevo héroe surgido del pueblo?

“[…] Las personas deben creer en algo. Y ahora creen en usted. Coja su medalla. Su destino […]

1705, 2015

La religión del voto

By |6 Comments

Iglesia y Estado

Una cuestión de fe.

Imaginemos una persona que se declarase como no creyente, escéptica o atea, y que tuviese la intención abierta de iniciar una línea de acción definitiva encaminada a luchar contra la intromisión ilegítima de la iglesia en nuestras vidas, y también para hacer más irrelevante el poder coactivo de la iglesia en nuestra sociedad… ¿Qué pensarías si esa persona nos expusiera el siguiente planteamiento?

“Piénsalo bien, que tú decidas no ir a misa eso no va a hacer que acabemos con la iglesia, ni va a impedir que dicha institución siga manteniendo oscuros acuerdos económicos con otros poderes, ni va a evitar tampoco que siga obteniendo toda clase de privilegios y beneficios a nuestra costa. Asúmelo, todo seguirá exactamente igual independientemente de tu obstinación con no ir a misa. Por tanto, la actitud inteligente y correcta que deberíamos asumir, sería ceder y comenzar a ir a misa religiosamente siempre que podamos, y así al menos podríamos participar de alguna forma en el proceso y aportar lo posible de nuestra parte para ir cambiando la institución, o… ¡incluso mejor aún! ¡podríamos presentarnos a monaguillos e intentar ir cambiando la iglesia poco a poco desde dentro! Sin duda, esa sería la única forma real de cambiar las cosas”.

Estado igual a IglesiaSuena todo muy lógico y coherente, ¿verdad? Tras este disparatado razonamiento, lo más probable es que diéramos por hecho que nuestro interlocutor se encuentra gravemente alterado por ingentes cantidades de alcohol u otras drogas, o sencillamente que ha perdido toda capacidad de raciocinio. Sin embargo, el mismo incongruente razonamiento parece que se asume con mayor naturalidad cuando lo aplicamos a otras instituciones. Por ejemplo, probemos a cambiar en el texto “ir a misa” por “votar en las elecciones”, “iglesia” por “gobierno corrupto” y “monaguillo” por “candidato a las elecciones”. Y así es como hubiera resultado la misma exposición:

“Piénsalo bien, que tú decidas no votar en las elecciones eso no va a hacer que acabemos con el gobierno corrupto, ni va a impedir que dicha institución siga manteniendo oscuros acuerdos económicos con otros poderes, ni va a evitar tampoco que siga obteniendo toda clase de privilegios y beneficios a nuestra costa. Asúmelo, todo seguirá exactamente igual independientemente de tu obstinación con no votar en las elecciones. Por tanto, la actitud inteligente y correcta que deberíamos asumir, sería ceder y comenzar a votar religiosamente […]

1001, 2015

Enemigos de la libertad de expresión

By |11 Comments

Charlie Hebdo Atentados Libertad de ExpresiónTras cualquier ataque contra la libertad de expresión, y más aún cuando para ello se atenta contra la vida de personas, suele ocurrir que tendemos a posicionarnos. Y para facilitarnos tales posicionamientos ocurre que estos días, sobre todo desde los grandes medios de comunicación, estamos escuchando debatir mucho sobre islamofobia, yihadismo, europeismo, occidentalismo, racismo, valores nacionales, fascismo, e incluso sobre atentados de falsa bandera. Me arriesgo a afirmar que para cualquier persona mínimamente civilizada, entre las que me incluyo, es unánime la condena de cualquier asesinato de civiles como los perpetrados esta semana en París. Pero a partir de tal condena, ojo: mucho cuidado con posicionarnos. Una vez que te identificas con un supuesto bando, tu juicio queda a merced con mucha mayor probabilidad de quienes se arroguen la representación (moral, intelectual, jerárquica, etc.) de tal identidad. Y sus intereses seguramente no serán los mismos que los tuyos.

Charlie Hebdo Falsa Bandera IslamofobiaAdemás, corremos el riesgo de acabar apoyando actividades de personas que poco tienen que ver con nosotros. Pues suele ocurrir que podemos llegar a tener mucho más en común con algunas personas que se definan diferentes a ti, como musulmanas, cristianas, derechistas, izquierdistas, conservadoras, progresistas, anarquistas, estatistas… (y así hasta el infinito), que con personas que se identifiquen con tu misma supuesta identidad. Por ejemplo: hay muchos españoles, seguramente la mayoría, con los que personalmente no tengo nada en común y con los que no conviviría ni querría tener nada que ver en absoluto. Pero nací aquí y me obligaron a ser etiquetado con dicha identidad nacional (identidad que, por supuesto, no reconozco). Pues bien, lo mismo ocurre con personas de nuestra misma raza, o ideología, o cultura, o costumbres, o gustos, o aficiones, etc… Pensar que tan sólo por compartir ciertas características con alguien, eso nos identifica más con esa persona que con cualquier otra que tan sólo difiera con nosotras en esas únicas características, es un grave error de percepción, una falacia barata, un burdo prejuicio y una idiotez supina. Uno de los mayores enemigos de la libertad de expresión son los universalismos, y de entre ellos el más nocivo sin duda es el nacionalismo. Los nacionalismos callan nuestra voz propia para identificarla junto con muchas otras bajo una única voz, bajo una misma identidad, errónea […]

1812, 2014

¿En qué te afecta la persecución del activismo anarquista?

By |11 Comments

Cada cierto tiempo, los medios de comunicación masivos (al unísono, con inmediatez y sin presunciones) nos informan de la detención de algunos colectivos de personas bajo acusaciones de terrorismo o vandalismo, pero que con el tiempo se acaba descubriendo que responden a motivos puramente ideológicos. Y esto es el pan de cada día en plena democracia. En el sistema de sistemas, en la presunta sociedad de los derechos y de las oportunidades… se siguen sucediendo detenciones y encarcelamientos de personas tan sólo por pensar de una determinada forma y expresarlo libremente, aún cuando la propia constitución de dicha democracia asegura amparar tales derechos.

Uno de los casos más sonados, ocurrió a finales del año 2014, cuando se procedió a la detención de una quincena de personas bajo la denominada #OperaciónPandora, coordinada entre la Audiencia Nacional y los Mossos d’Esquadra, y dirigida contra el “terrorismo anarquista” en uno de sus supuestos centros neurálgicos conocido como la Kasa de la Muntanya. Así tal cual.

Pues bien, hablemos claro. Ni los medios nos informan. Ni esas personas fueron detenidas. Ni la justicia es independiente. Ni los centros okupados organizan ningún terrorismo. Ni el anarquismo es terrorista. NO. La realidad es que los medios nos manipulan. Que estas personas han sido secuestradas. Que la Audiencia Nacional sirve a intereses políticos. Que los centros okupados lo único que organizan son actividades sociales en sus barrios.Libertad_anarquistas_detenidos Y que el anarquismo es una ideología que se sostiene principalmente a través de valores como la libertad, la no imposición, la solidaridad, el apoyo mutuo y la autonomía.

La Operación Pandora supuso una clara persecución contra los colectivos de ideología libertaria, una desviación del foco de atención bien lejos de la corrupción política, una burda manipulación mediática, una invención sacada de la chistera para justificar leyes totalitaristas de la magnitud de la inminente Ley Mordazaun espionaje ilegal de lo más cutre que evidencia la premeditación de dicho operativo, una chapuza de operativo en el que tan sólo se ha logrado incautar peligrosos ordenadores, móviles y libretas, y para lo cual se destrozó buena parte de mobiliario urbano e incluso se llegó a irrumpir con violencia y de madrugada en viviendas de ancianos. Debían haberla llamado #OperaciónPandereta.

Pero ahí no quedó la cosa. Al momento de empezar a conocerse la noticia, cientos de miles de […]

1811, 2014

De realismos y utopías

By |2 Comments

Dada una situación como la que vivimos, en exceso estricta y rígida, incapaz de adaptarse a un entorno cada vez más líquido y cambiante, e incapaz de asegurarnos una mínima ni una digna supervivencia, es lógico que se extienda entre la población el inconformismo.Flor en el Desierto Es lógico que nos resistamos a aceptar una moral, unas normas y unas formas de vivir caducas y profundamente desadaptativas como las que hoy se nos fuerza a aceptar. Es por ello que cada vez hay más personas y colectivos a nuestro alrededor que están cambiando de forma decidida sus formas de entenderse, de desarrollarse y de relacionarse.

Otras personas, sin embargo, se aferran como lapas a las viejas y caducas instituciones que ya se han demostrado absolutamente incapaces de gestionarnos. Pensarán, supongo, que a través de esas herramientas obsoletas serán capaces de afrontar un futuro incierto que no será, seguramente, como ninguno imaginamos. De la misma forma que hace veinte años tampoco nos imaginábamos estar relacionándonos (comunicándonos, aprendiendo, comerciando…) como lo hacemos hoy en día. Éstas personas, que tratan de abordar el futuro con las armas del pasado, son las personas reaccionarias.

John Ronald Reuel TolkienAunque no es del todo cierto que en el pasado ninguna persona pudiera imaginar este presente. Sí lo hicieron, de alguna forma, aquellas que han ido introduciendo todos los cambios que hoy estamos viviendo. Aquellas personas que abandonaron desfasadas lógicas para imaginar nuevas formas de hacer. Aquellas que no tuvieron miedo de asomarse al vacío que lo antiguo ya no era capaz de afrontar. Aquellas que sabiendo leer las necesidades de su entorno, han adaptado los recursos y creado las herramientas requeridas para atenderlas. A estas personas llamémoslas transformadoras.

Hay un tercer grupo, y es el de las personas que sencillamente van a la deriva. Que se dejan llevar tratando de encajar sin más a lo que ya hay, haya lo que haya, venga lo que venga. Personas que juegan con la baza de adaptarse al ambiente y mimetizarse lo máximo posible como estrategia de supervivencia, sin importarles críticamente la deriva sociopolítica. Estas personas, aún siendo capaces de adquirir una gran resiliencia, al no participar ni pretender asumir las riendas de los procesos de cambio, las llamaremos sencillamente dependientes.

ReaccionarioDe entre estas tres opciones de encarar […]

910, 2014

De la educación pública…

By |8 Comments

Desde hace unos años, poco después del inicio de la crisis y a raíz de los consiguientes recortes, ha ido surgiendo toda una serie de movilizaciones en torno a la educación pública. Éstas se han ido expresando desde multitudinarias manifestaciones sindicales contra los recortes presupuestarios y contra las congelaciones y sustracciones salariales; pasando por la consolidación de la llamada marea verde, que aglutina a diversos colectivos sociales además de los sindicales; y llegando hasta la aparición de focos algo más rebeldes orientados hacia prácticas de desobediencia civil (negándose a llevar a los niños a la escuela, llevando a cabo encierros en los centros, irrumpiendo en actos políticos, o cortando carreteras en señal de protesta), y otros focos orientados también a impulsar huelgas generales indefinidas o a realizar llamamientos y asesoramientos para la insumisión a la nueva ley educativa (LOMCE). Todo ello bajo el lema incondicional: ESCUELA PÚBLICA DE TOD@S PARA TOD@S.

En pocos años mucho se ha caminado, mucho se ha debatido, mucho se ha gritado y mucho se ha organizado para oponerse al modelo político de recortes en la inversión educativa. Sin embargo, dentro del mismo marco de insatisfacción y protesta, poco se ha hablado y se ha pensado respecto al propio modelo de escuela pública. Me refiero acerca de la educación en sí misma, sobre su función social e individual, acerca de cómo facilitar dicha función, qué impedimentos existen y cómo podrían resolverse para impulsar mejoras que beneficien a los propios implicados. Cuando se reclama una educación de calidad… ¿por qué se le pide a los gobernantes y se enfoca principalmente en las partidas presupuestarias? Sí, por supuesto que el aspecto económico es importante, pero de ahí a exigir una educación de calidad a los políticos…¿quién si no los propios docentes van a tener mayores competencias para asegurar dicha calidad? ¿O acaso se considera en general que el actual modelo educativo es inmejorable y tan sólo es necesaria una mayor inversión que asegure una suficiente capacidad material y una justa satisfacción salarial?

La cesión de la Educación Pública.

Manifestación EducaciónEs cierto que han habido personas que, desde su limitado ámbito de actuación particular, han hecho notables esfuerzos por atender la calidad de la educación desde una perspectiva proactiva, y no sólo implorativa. Pero no puedo evitar preguntarme si el actual escenario educativo se encontraría en el mismo punto suponiendo, desde un principio y por […]