3103, 2014

Escapar de las redes sociales

By |13 Comments

Es una auténtica pena observar cómo cientos de creaciones, pensamientos, informaciones, inquietudes, opiniones y debates tremendamente valiosos que disfrutamos cada día a través de nuestros contactos en las redes sociales, están en realidad limitados a expandirse dentro de pequeños círculos en mayor o menor grado cerrados. Aunque muchas personas tengamos la suerte de poder disfrutar y aprender de las otras personas con las que nos relacionamos, ¿no habéis pensado nunca cuántas otras aportaciones nos estaremos perdiendo por no poder acceder de ninguna manera a esos otros círculos cerradosFacebook Centraliza Contenidos con los que no hemos tenido la casualidad de generar algún contacto? De la misma forma, son muchas las personas que no pueden ni podrán acceder a nuestras aportaciones, ni opinar, ni corregir, ni añadir, ni debatir con nosotros por no pertenecer a nuestra red de contactos personales, aunque en realidad compartan nuestras mismas inquietudes.

¿Cuánto más útiles serían todos nuestros pensamientos u opiniones si pudieran estar disponibles para cualquier persona, en cualquier parte del mundo, en lugar de estar accesibles tan sólo a un reducido número de personas? ¿Cuánto más enriquecedores podrían ser los debates generados a raíz de nuestras publicaciones si en ellos cualquier persona del mundo pudiera intervenir, aportar, corregir, desmentir o añadir información, en lugar de sólo poder hacerlo las personas que ya formen parte de nuestro círculo social? ¿Cuánto más podría evolucionar el intercambio y la generación de conocimiento e información abriéndolos a la red en general, en lugar de forzarlos a dar vueltas sobre sí mismos dentro del mismo espacio?

Esto es un mal inherente a las redes sociales centralizadas, como Facebook, que no sólo acaparan y concentran una cantidad ingente de información y de poder, sino que además suponen una gran limitación para la expansión del conocimiento entre nosotros, un tremendo control sobre la información que generamos, y un fuerte condicionamiento tanto en la forma en la que podemos generar contenidos como en la forma de relacionarnos para compartirlos. Todos estos factores devienen inevitablemente en un bloqueo insalvable que impide la natural evolución y propagación del conocimiento, y que debiera ser decisivo a la hora de reconsiderar la continuación de su uso. Pero actualmente son tantas las personas de nuestro entorno que utilizan las redes sociales que alejarnos de estas plataformas […]

1601, 2014

Impresión 3D y Activismo de Mercado

By |14 Comments

No han sido pocos los discursos, de esos que pretenden arreglar el mundo, que he escuchado acerca de la necesidad de que los medios de producción estén bajo control y propiedad de los propios trabajadores, en lugar de estar en manos de clases adineradas protegidas por poderes políticos. Y no les falta razón. La elevadísima capacidad financiera necesaria para poder acceder a los medios de producción de gran escala, que ‘parecen’ ser los únicos capaces de introducirse en el mercado con ciertas garantías para poder competir sin volatilizarse, hace que éstos sean completamente inaccesibles para ningún trabajador asalariado, ni aún siquiera con los ahorros de toda una vida. Charles Chaplin, en Tiempos ModernosSe trata, sin duda, de uno de los motivos principales que nos han convertido en grandes dependientes tanto como productores como consumidores. Sin embargo, y como consecuencia de la crisis que padecemos, están surgiendo cada vez más casos de fábricas que, tras su cierre, son recuperadas por los antiguos trabajadores unidos en cooperativa. Lo que parecía imposible vemos que se está haciendo realidad gracias a los abandonos o las bancarrotas de las propias fábricas. Lo malo es que, de forma paralela, observamos las enormes dificultades con que estos mismos trabajadores se están encontrando para mantenerse a flote. Esto demuestra que no se trata tan sólo de un problema de posesión de los medios de producción, sino además de un problema de escala de producción. Y eso sin contar con el entramado político-financiero del capitalismo clientelista que nos asola hoy día,  contra el que no se puede competir. No al menos utilizando sus mismas armas.

Como respuesta a esta situación, está emergiendo una tendencia de mercado que está apostando fuerte y decididamente por una producción de menor escala y alto alcance, que nos está permitiendo volver a recuperar el control de pequeñas parcelas de producción y de consumo, lo que nos confiere también cierta capacidad para ir cambiando las degradadas reglas de juego actuales y para competir también dentro de los estrechos márgenes que hoy existen. Además, se está extendiendo en todo tipo de sectores. Es el caso, por ejemplo, de la tecnología de impresión en 3D, cuya aplicación en la actividad económica podría encajar perfectamente en la línea de lo que Juanjo ha definido […]