107, 2015

Lo que sí podemos hacer con la Ley Mordaza

By |3 Comments

Ley_Mordaza_MultaMucho se ha escrito ya, analizado, debatido, enumerado y también difundido, acerca de todo lo que NO podremos hacer a partir de la entrada en vigor de la Ley Mordaza este 1 de Julio. Nos podemos hacer una idea bastante clara de lo que va a suponer para buena parte del activismo. Sin embargo, y por desgracia, muy poco estamos hablando sobre todo aquello que SÍ podríamos hacer aún a pesar de la aplicación de dicha ley retrógrada y fascista. Conste que, con esto, no pretendo en absoluto plantear que asumamos, sin más, una actitud conformista o buenrollista. La inminente, llamémosla, Ley Mierdaza supone una nueva agresión intolerable que se suma a toda la serie de medidas de control ciudadano que llevan implantándose, mermando derechos y libertades civiles de forma constante y progresiva bajo toda clase de gobiernos, desde el inicio de la democracia.

Tampoco voy a hacer ninguna especie de compendio con todas aquellas actividades o acciones que sí podemos hacer aún con la implantación de esta nueva ley. El motivo es que resultaría ser un listado, sin duda alguna, interminable y en constante evolución. Más bien, la intención que hay detrás de este escrito es invitar a quienes lo compartáis a cambiar el chip sobre la forma de encarar la implantación de la susodicha ley.ley-mordaza-seguridad-ciudadana Cuando hablamos con tanta insistencia sobre todo aquello que NO podremos hacer, lo que estamos haciendo realmente es otorgar un protagonismo excesivo a los responsables de la prohibición, dando una mayor importancia aún si cabe a su poder y su capacidad de influencia sobre el imaginario colectivo. Y esto, posiblemente, nos está resultando contraproducente.

Ahora bien, si cambiamos el foco de atención y reflexionamos sobre aquellas cosas que sí podríamos hacer, o continuar haciendo, y sobre cuáles podrían ser más eficientes para el activismo que desarrollamos, lo que estamos haciendo es ponernos a nosotros mismos también como protagonistas, y ya no tanto como simples figurantes o extras limitados a hacer algo de bulto a merced de los designios de quien controla el escenario. Nos situamos a nosotros mismos en el tablero, permitiéndonos desarrollar la capacidad de tomar posiciones en él y plantearnos posibles estrategias y movimientos de un modo proactivo, y no meramente contestatario o reactivo.

Lanzo, por tanto, esta invitación para que empecemos a pensar sobre cómo poder seguir desarrollando nuestra actividad aún a pesar de los nuevos obstáculos, para que nos planteemos si nos pudiera interesar o no cambiar […]

2303, 2015

Cuando la dignidad se marcha

By |1 Comment

En la noche del 21 de Marzo, tras “las Marchas por la Dignidad” (que, como antaño, recorrieron Madrid de punta a punta), a quienes les pegaron las palizas, a quienes acorralaron y golpearon brutalmente con odio y ensañamiento, a quienes rompieron sus cuerpos, fue a nuestros hijos. Fue a ellos, a los que dejaron ahí tendidos y magullados en el suelo, a los nuestros. Ellos, pisoteados y abandonados como deshechos en un callejón, no son más que la juventud que viene detrás de cada uno de nosotros. La juventud que quedó cuando la dignidad adulta ya se había marchado.

Brutalidad Policial 21M
Y es que no hay dignidad en quien mira hacia otro lado mientras esto sucede, ni tampoco en quien lo acepta con normalidad, ni en quien no se siente identificado y profundamente dolido. No hay dignidad en quien trata de justificar estas agresiones, ni tampoco la hay en quien ve en nuestros jóvenes una clase diferente o unos simples alborotadores incívicos a los que dejar indefensos.

No hay dignidad en quien culpa a nuestros jóvenes, justificando su tortura. No hay dignidad en quien no entiende que son las personas que vienen detrás nuestro, a quienes les estamos dejando el mundo a nuestro paso tal y como se lo dejamos. No hay dignidad en ninguna de las personas que piensen así, por mucho que antes hubieran marchado con la cabeza bien alta por las calles de Madrid bajo una bandera cualquiera.

910, 2014

De la educación pública…

By |8 Comments

Desde hace unos años, poco después del inicio de la crisis y a raíz de los consiguientes recortes, ha ido surgiendo toda una serie de movilizaciones en torno a la educación pública. Éstas se han ido expresando desde multitudinarias manifestaciones sindicales contra los recortes presupuestarios y contra las congelaciones y sustracciones salariales; pasando por la consolidación de la llamada marea verde, que aglutina a diversos colectivos sociales además de los sindicales; y llegando hasta la aparición de focos algo más rebeldes orientados hacia prácticas de desobediencia civil (negándose a llevar a los niños a la escuela, llevando a cabo encierros en los centros, irrumpiendo en actos políticos, o cortando carreteras en señal de protesta), y otros focos orientados también a impulsar huelgas generales indefinidas o a realizar llamamientos y asesoramientos para la insumisión a la nueva ley educativa (LOMCE). Todo ello bajo el lema incondicional: ESCUELA PÚBLICA DE TOD@S PARA TOD@S.

En pocos años mucho se ha caminado, mucho se ha debatido, mucho se ha gritado y mucho se ha organizado para oponerse al modelo político de recortes en la inversión educativa. Sin embargo, dentro del mismo marco de insatisfacción y protesta, poco se ha hablado y se ha pensado respecto al propio modelo de escuela pública. Me refiero acerca de la educación en sí misma, sobre su función social e individual, acerca de cómo facilitar dicha función, qué impedimentos existen y cómo podrían resolverse para impulsar mejoras que beneficien a los propios implicados. Cuando se reclama una educación de calidad… ¿por qué se le pide a los gobernantes y se enfoca principalmente en las partidas presupuestarias? Sí, por supuesto que el aspecto económico es importante, pero de ahí a exigir una educación de calidad a los políticos…¿quién si no los propios docentes van a tener mayores competencias para asegurar dicha calidad? ¿O acaso se considera en general que el actual modelo educativo es inmejorable y tan sólo es necesaria una mayor inversión que asegure una suficiente capacidad material y una justa satisfacción salarial?

La cesión de la Educación Pública.

Manifestación EducaciónEs cierto que han habido personas que, desde su limitado ámbito de actuación particular, han hecho notables esfuerzos por atender la calidad de la educación desde una perspectiva proactiva, y no sólo implorativa. Pero no puedo evitar preguntarme si el actual escenario educativo se encontraría en el mismo punto suponiendo, desde un principio y por […]

1704, 2014

Legítima defensa

By |0 Comments

Noelia GonzalezLibero esta reflexión que Noelia González compartía hace unos días en las redes sociales en relación a la manipulación que desde las instancias gubernamentales se viene haciendo sobre la violencia, y sobre el derecho natural que las personas tenemos a la legítima defensa. Pinchando aquí podéis leer también los comentarios que siguieron a su publicación.

“El juego de la Derecha estos días es pedir a la Izquierda más a la izquierda que ‘se moje condenando la violencia’. Es una trampa. Una trampa cruel. Te están diciendo: ‘El brazo o la pierna, tienes que elegir’.

La inmensa mayoría de los ciudadanos, independientemente de su ideología, condenamos la violencia. La violencia GRATUITA. La violencia INJUSTIFICADA.

Yo, que estoy calentita en mi casa, que tengo para pagar la calefacción, que le pago la guardería a mi hijo sin problemas, que tengo una hipoteca razonable, aunque cobro por debajo de lo que corresponde, no me planteo recurrir a la violencia, seguiré luchando, pero no voy a recurrir a la violencia. No me habéis atacado lo suficiente. Aún. Pero no sé qué haría si fuera la madre de ese niño a la que habéis tenido mendigando facturas mientras se le moría porque no les creíais dignos de recibir 300 euros de ayuda. No sé lo que haría si estuviera nadando para entrar en otro país porque en el mío me violan sistemáticamente, no tengo qué comer, o veo cómo meten a mis hijos en guerrillas violentas como única salida, y me estuviérais disparando pelotas de goma. No sé lo que haría si me dijérais que o trabajo 10 horas por 500 euros o me muero de hambre. No sé lo que haría ante esas agresiones.

Sois los responsables. Los que estáis en el poder. Los responsables de que la gente tenga que apartarse de la vía pacífica cuando está desesperada. No dais la talla.

No la dais, y seguís intentando lo que os ha servido hasta ahora: engañar a la opinión pública para seguir imponiendo leyes dañinas para la gente. Para quitarles las que les dignifican, como la Ley de Dependencia. Eso sí es violencia de la que afecta a muchísima gente y no en una puntual manifestación después de numerosas provocaciones. Esa […]

304, 2014

Elogio de la Rebeldía

By |25 Comments

Pecado OriginalEn esta fingida democracia, supuesta garante de las libertades y los derechos civiles, quienes realmente la moldean a su antojo es así como nos quieren: dóciles, obedientes, dispuestos siempre a poner la otra mejilla, sumisos, conformistas y resignados para aceptar el inamovible destino que dicen que debemos asumir con abnegación indigna. Hay que estar muy ciego para no ver que el testigo de la moral cristiana, antiguamente impuesta por las poderosas instituciones católicas para someter al pueblo, es hoy recogido por la figura del Estado para continuar sometiéndonos y aplicándonos una ética trasnochada que, en pleno siglo XXI, continúa considerándonos incapaces por naturaleza de albergar moralidad alguna.

Es por ello que no quieren bajo ninguna circunstancia que nos mostremos capaces de desarrollar una elevada moral humana; que no quieren tampoco que podamos albergar en nuestro interior el primigenio deseo humano de regenerar nuestra sociedad o de mejorar nuestro entorno; no nos quieren voluntariosos, ni nos quieren tampoco libres, ni dueños de nuestras propias decisiones; no quieren permitirnos desarrollar con plena autonomía todas nuestras capacidades, pues no les interesa lo que podamos ofrecer a la sociedad como personas. No. Tampoco quieren gente que proteste; no quieren personas que les griten a la cara en los ayuntamientos o en la calle; no quieren que reaccionemos cuando un montón de bestias acorazadas nos apalean, nos humillan, nos echan de nuestras propias casas o nos meten en la cárcel;tiananmen no quieren un pueblo que sea capaz de organizarse, capaz de pensar en sus problemas ni tampoco capaz de encontrar soluciones por sí mismo. No. No quieren tampoco mujeres independientes que sigan su propio camino o tengan su propia forma de hacer las cosas o que vivan como les salga del coño en lugar de asumir todo lo que desde pequeñitas se esperaba de ellas; no quieren gente que piense por sí misma.

Nos prefieren humildes, miserables, abandonados y sacrificados para aguantar la más extrema pobreza sin oponernos. Nos prefieren desprovistos de la incontrolable ambición que las personas tenemos por mejorar las cosas, y despojados del pagano anhelo de pensar o encontrar soluciones por nosotros mismos.censura Nos prefieren dependientes y esperanzados en que ellos (¡oh! sabias representaciones divinas en la tierra) encuentren por nosotros el alivio ante tanto sufrimiento. Les da igual […]

104, 2014

El papel del funcionario en los recortes

By |1 Comment

El Gobierno regional no descarta tocar la paga extra de NavidadEl vicepresidente confirma que el ajuste llegará a los 320 millones y confía en que el ministro Montoro dé a la Comunidad un adelanto de 230 millones para evitar un escenario aún peor

Embedly Powered

Con motivo de esta noticia, que augura nuevos aunque previsibles recortes en la función pública de la Región de Murcia, rescatamos de Facebook la siguiente reflexión de Lucy:

“Pues sí. La verdad es que me gusta esta noticia. Y a ver si hay suerte y además de quitar la extra, acompaña Bernal la gracia con una bajada de sueldos… A VER SI ASÍ ESPABILAMOS. Estoy muy hartita de ver tanta camiseta por la educación pública y tantas bocas que se llenan con la calidad de la enseñanza y luego NO HACE NADIE NADA. Lo único a lo que llega el acomodado funcionario para expiar su indignación es a pasearse Gran Vía arriba Gran Vía abajo siguiendo la estela de las banderolas sindicales y acompañado del carrito de pipas. La manifestación más multitudinaria fue la del simbólico “entierro de la educación pública”, todos de negro y con velas y fue, digámoslo claro y con la boca bien llena también, PORQUE NOS QUITARON SUELDO. Si te aumentan las horas, te dan un grupo más, te quitan derechos adquiridos, te petan las aulas por encima de toda lógica, te menosprecian y vapulean en los medios, te imponen una programación, te cambian las asignaturas dependiendo del desGobierno de turno, y tantas cosas más… todos comentan lo mal que está la educación pública y los sinvergüenzas que son los políticos, pero más allá de un cabreo de sobremesa no hay organización ni ganas de nada. Nos merecemos todo por no pelear nada.

Y diré más, si pensamos en […]