1612, 2014

¿Quieres estar bien informado?

By |3 Comments

Importante: ¡¡Usad un lector de rss!!

Por Juanjo Pina:

La revolución no será televisada

Lección sobre el mundo en el que vivís para que podáis daros vuestras propias lecciones. Es una buena lección: léela y compártela. No tengo muchas pero esta sí, sé que es buena y es gratis.

Raro es que yo abra gran cosa de medios de AEDE, aunque me instalaré el bloqueador por si acaso. Básicamente, no los abro porque me resultan anodinos e intrascendentes. Lo que no es mentira está mal contado, y lo que está bien está hueco de referencias y encima es siempre para vender una moto. Suponen un insulto, no a mi inteligencia, sino a mi estupidez. Por eso uso un lector de rss.

Lo que soléis llamar “manipulación” o “corrupción” en materia de medios de comunicación me parece una fruslería, es similar a cuando le pedís al Leviatán que no sea corrupto. ¿Qué esperáis, que se ganen el pan y la sal ofreciendo algo trascendente para vosotros? Ese no es su objetivo, no lo hacen, no lo han hecho, y no lo harán. Porque lo que les pedís sólo lo podéis hacer vosotros, que para eso sabéis lo que os interesa. Y, con suerte, abriréis un blog y con él una conversa sobre aquello en lo que pensáis que podéis aportar algo, pasando de objetos a sujetos.

El Marca tiene información más trascendente que el País y no te dicen que te vayan a arreglar la vida, salen tías buenas y maromos, y cuando pone “3-1”, por lo menos sabes que es verdad. Así que usad un lector de rss.

Usad un puñetero lector de rss, seréis más felices. Yo uso uno propio, muy majete, pero este que os enlazo, feedly, es gratis y lo podéis usar los que queráis. Cuando le hayáis metido esas cosas que os interesan y os parecen importantes y cada día les echéis un vistazo, tendréis muchísima más información por minuto leído y sentiréis algo parecido a estar en el monte respirando tras haber pasado mucho tiempo enchufados a un tubo de escape.

Información

Y si no sabéis por dónde empezar, os mando un .opml […]

2110, 2014

Activismo en la red

By |8 Comments

Hace exactamente diez meses estrené este blog. Y, para ser justo, debo mencionar expresamente que ocurrió así, y en aquel momento, gracias a la inestimable conversación mantenida con maese Juanjo. Hoy me apetecía hacer una pequeña retrospectiva Juanjosobre el proceso que ha supuesto para mí abrir este espacio, que ya ha cogido algo de cuerpo (aunque prácticamente acaba de nacer), para tratar de dar cierto sentido tanto a su enorme utilidad como también al desarrollo que ha ido adquiriendo en relación al activismo que desde hace años venía desarrollando.

No voy a analizar la cantidad de posibles prácticas de activismo, ni la cantidad de perfiles de activistas, que existen. Para este repaso, bastará con centrarnos en el hecho de que, el que más o el que menos, desarrolla parte de su actividad en la red. Y que la forma en que se emplea dicha actividad sí que determina si ésta acaba siendo más o menos productiva para el activismo que se pretenda desarrollar. Tal y como comencé a relatar al estreno de este blog, el activismo exige de una serie de actos o acciones que habrán de producir un cambio en una dirección concreta, por lo que no será suficiente con sólo generar inercias o movimientos sin más, sino que éstos tendrán que ser intencionados y además deberán generar algún cambio en el sentido deseado.

En este aspecto, después de un par de años de convulso activismo y numerosas manifestaciones que resultaron ser tan grandes como efímeras, pero que también me permitieron poder a conocer a personas muy válidas e influyentes para mí, comprobé que dicha actividad se organizaba y giraba principalmente en torno a masificadas, desorganizadas y poco prácticas redes sociales que hacían un flaco favor a la pretendida intención transformadora de aquellos grandes movimientos.

Fueron varios los peligros que advertí de las redes sociales: como la cantidad de información con la que era bombardeado a diario, en extremo caótica y absorvente; una creciente amalgama de cientos de propuestas inabarcables; una insalvable endogamia; y la tendencia homogeneizante derivada de la pasiva cultura de la adhesión, entre muchos otros peligros y obstáculos que detallé en su momentoSayonara FacebookEfectivamente, comprobé que no se puede estar en todo y que no todo valía. Que no todo valía ni para mí, […]

1209, 2014

La fértil promiscuidad

By |9 Comments

Yo no he sidoTras un prolongado periodo improductivo en el blog, he tomado la decisión de dejarlo crecer en base al principio RERO (Release Early, Release Often) en que se resume la ética de la comunidad del Open Source Software. Se entiende muy gráficamente a través de la siguiente cita (traducción propia) del artista ‘post-internet’ Harm van den Dorpel: “Libera pronto. Libera a menudo. Delega todo cuanto puedas. Y sé abierto hasta el punto de la promiscuidad”.

La falta de publicaciones, sin embargo, no ha estado carente de una meticulosa dedicación que tan sólo se ha ido traduciendo en decenas de caóticos borradores. ¿El motivo? No es otro más que la obsesión por la circularidad con la que he crecido desde la infancia a través de la música, los libros y las películas con las que crecí. Es la necesidad de que toda publicación tenga un buen desenlace, o una conclusión que cierre con cierto pulido las cuestiones abiertas en un principio.El círculo de la vida La búsqueda de la sensación que se obtiene al rellenar el último hueco de un puzzle de diez mil piezas. Ese momento en que se remata aquello por lo que habíamos comenzado la faena… ese instante que, al igual que al llegar el orgasmo, te hace exclamar: ¡Siii! Esa búsqueda incesante por darle un sentido prediseñado a la vida, por descubrir qué es aquello que debemos hacer y en qué momento para poder concluirla como el último capítulo de una buena serie. Es la resistencia antinatural a la que nos abandonamos para poder seguir moviéndonos con seguridad en nuestra zona de confort y así evitar asumir riesgos.

Pero la vida no es ningún círculo, y mucho menos podemos prediseñarla. La vida es un devenir, y va tomando forma por sí misma (aunque con nuestra ayuda, por supuesto). Cada vida, cada historia, cada día, cada momento, cada publicación… desde que dan comienzo van transcurriendo sin más, incluso aunque decidamos no intervenir de ninguna forma. Cada una de ellas va adoptando formas únicas, algunas veces más predecibles y otras, de vez en cuando, excepcionales. Y nuestras posibilidades para poder intervenir en nuestra propia vida, en cada una de nuestras historias, en cada nuevo día, en cada instante, o en cada escrito, se pueden reducir a dos:

  • tratar de encerrarlas en una […]
2012, 2013

¿Por qué Black Blog?

By |4 Comments

A modo de presentación e inauguración de este espacio, diría incluso que a modo de declaración de intenciones, me gustaría escribir un poco acerca de su denominación. “Black Blog” hace referencia directa a una táctica de manifestación conocida como Black Bloc (o Bloque Negro), algunas de cuyas características principales pretendo trasladar de forma análoga dentro de la blogsfera. Pues bien, en el ámbito de las manifestaciones y protestas civiles, podemos observar que las formaciones autodenominadas como Black Bloc suelen compartir los siguientes rasgos, que podríamos utilizar también para definirlo:

  • Todos los activistas de un Black Bloc van cubiertos y vestidos de negro, con el objetivo de dificultar su identificación por la policía, pero también para fomentar la solidaridad durante la protesta entre los participantes.

  • Desafía el control sobre la protesta que las instituciones efectúan a través de la represión política, policial y judicial. Este desafío lo lleva a cabo de dos formas:
    1) liberando, tomando o eliminando espacios
    o  propiedades tanto estatales como pertenecientes a corporaciones neoliberales, siempre con motivo de algún objetivo político concreto o por simple autodefensa; y
    2) protegiéndose y auxiliándose unos a otros
    , como un bloque, de cualquier tipo de amenazas o agresiones.

  • Tolera la diversidad de tácticas en las acciones que cada grupo de afinidad integrante decida llevar a cabo por su cuenta, independientemente de su grado de contundencia o de pacifismo.

Históricamente, además, se ha observado que la aparición de este tipo de táctica ha sido más recurrente en escenarios en los que la protesta se centró durante un tiempo prolongado en las manifestaciones autorizadas, o incluso en la desobediencia civil pacífica, pero cuyas consecuencias, además de no producir ningún resultado, desembocaban en una creciente represión policial. Así, cansados de recibir  sin haber hecho realmente nada (ni para bien ni para mal), muchos de estos manifestantes acabaron formando posteriormente parte de Black Blocs como respuesta a su constatación del monopolio de la violencia por parte del Estado y la necesidad de la defensa propia.

Movimiento 15M y Activismo.

Quizá sea en ese punto en el que me […]