201, 2017

Ser sincero en un mundo de hipócritas

By |0 Comments

Aceptémoslo: el mundo alberga lugares y experiencias maravillosas, pero también esconde una enorme cantidad de desgracias y de miseria. Ahora bien, ¿por qué este empeño creciente en nuestra sociedad para caramelizar y ocultar como perros rabiosos lo más perverso y dañino de la realidad de nuestro mundo? Si queremos y esperamos que, tanto en el presente como en un futuro, cada vez más personas puedan dedicarse a ofrecer soluciones o paliativos para muchos de nuestros males, ¿no sería lo lógico que nos familiaricemos antes, de forma realista, tanto con lo mejor como con lo peor del ser humano? De la misma forma, si continuamos educando a nuestros hijos acostumbrándoles desde pequeños a la ceguera, el futuro que les espera inevitablemente será cada vez más negro.

En relación a esta cuestión, Lea Vélez, una interesantísima escritora que podéis seguir tanto en su perfil de twitter como también en facebook, comparte esta reflexión con una sinceridad, mordacidad y lucidez realmente brillantes:

“Si veis un estado de FB en el que mis hijos hablan de hacer la guerra, os pido encarecidamente que os guardéis las ganas de predicar sobre lo mala que es la guerra porque ya tuve bastante con la profesora que quiso castigar al de 9 por disparar con el dedo. Además, lo siento, pero es que llevo fatal, pero muy mal, la ñoñería. Me pregunto por qué. ¿Por qué empiezan a crecerme las uñas, salirme pelo por las fosas nasales y largos colmillos hambrientos de sangre?

Me pregunto de dónde nace esta rebeldía asesina contra la frase ñoña. La frase obvia y banal que criminaliza con palabras el pensamiento complejo. Me psicoanalizo. Sí, sí, en esta vida una mujer moderna que se precie ha de ser su propia Marie Curie, su propia chistera y su propia psicoanalista. Me psicoanalizo y creo que la ñoñería despierta toda mi violencia porque me lleva de un bofetón verbal a la infancia. Es la magdalena del terror. Me devuelve a un lugar en el que los pensamientos ingeniosos de una niña profunda son despachados con etiquetas como: “la guerra es mala”, “dios es bueno”, “viva la paz mundial”, “querámonos todos”…

Desde que tengo memoria he tratado de escapar de esas frases como de la fucking peste porque debéis saber que los niños piensan, piensan […]

2306, 2015

Los niños de 3 años saben de política más que tú

By |3 Comments

recreoSe aprende muchísimo observando el comportamiento social que se desarrolla a través del juego, de forma natural y espontánea, entre los niños más pequeños. Si bien es cierto que ante alguna situación de conflicto, éstos recurren ocasionalmente a las estrategias que puedan haber observado de los adultos con los que conviven, por norma general los niños tienden a considerarse entre ellos como pares, o iguales, lo que les lleva a desarrollar sus propias dinámicas, pactos y normas al margen de las regulaciones del mundo adulto. Digamos que elaboran un comportamiento social desde la intuición que aún no está excesivamente contaminado por las costumbres ni por la moral del mundo adulto que les rodea. Y el resultado de esta observación, sin duda, siempre es interesante.

Al salir a pasear con mi hijo, cuando éste se encuentra con algún grupo de amigos o cuando se forma espontáneamente algún otro grupo de juego, observo que se produce siempre un tiempo de pactos previo a su inicio. Nadie les ha enseñado a hacerlo, pero saben que sin una serie de reglas pactadas, no habrá entendimiento durante el desarrollo del juego, y éste no será tan divertido ni aportará el esencial elemento motivador de lo común, es decir, de saber y dar por hecho que existe un acuerdo y un entendimiento mutuo. Y es que, cuando uno no tiene que preocuparse continuamente de hacerse entender, entonces disfruta mucho más del juego.

construccion social juegoEn el fondo, la política consiste en eso, en construir entornos sociales favorables a la convivencia, que permitan el desarrollo pleno de las personas implicadas y que favorezcan la resolución de problemas. De la misma forma que, a través del juego, los niños construyen marcos de interacción en los que desarrollar su imaginación y su disfrute, y en los que puedan resolver fácilmente conflictos que pudieran impedir ese desarrollo.

Pues bien, en ese momento de pactos previos al juego, que equivaldría a la construcción comunitaria de unas normas de convivencia, los niños van aportando diferentes propuestas. En una incesante lluvia de ideas, cada uno va aportando un leit-motiv, un escenario imaginario, una serie de roles, unas funciones por cada rol, condiciones  de ganador o perdedor, e incluso algunas prohibiciones. Y, mientras van exponiendo, al mismo tiempo van negociando. Por supuesto, a esto tampoco les ha enseñado nadie. De hecho, en cada negociación surgen diferentes dinámicas, diferentes escenarios, […]

1310, 2014

…hacia una Educación de Dominio Público

By |14 Comments

Control SocialTal y como comentábamos en la publicación anterior, son los Estados y sus gobiernos cambiantes los propietarios por la fuerza de los actuales sistemas educativos. Por eso, al no permitirse su administración, planificación o gestión por parte de los propios profesionales y usuarios, al final lo que se denomina como ‘Educación Pública’ resulta atender a intereses y necesidades del Estado más que a los intereses y las necesidades de la población misma.

De esta forma, la educación queda atrapada en la falacia del constructivismo social que denunciaba Hayek. El constructivismo social se basa en la creencia de que la realidad social puede ser construida, modificada y controlada, en toda su complejidad, al antojo de cualquier entidad reguladora con capacidad para imponer sus reglas. Sin embargo la educación, al igual que ocurrió con el lenguaje o la economía, son funciones que, por su necesidad en la construcción de una sociedad, surgieron desde un principio de forma espontánea y han ido evolucionando de forma natural hacia estructuras más complejas y estables (como es hoy en día el amplio cuerpo teórico de la pedagogía y lo es también la cantidad de recursos y metodologías que han ido surgiendo de la propia práctica docente). Históricamente, la educación no se comienza a practicar por la existencia previa de un gobierno que la organice, sino que se trata de un proceso connatural a la condición social del ser humano. Y, precisamente por tratarse de una función social básica y necesaria, ha sido por lo que pasó a señalarse como uno de los objetivos principales para ser intervenido por los incipientes estados modernos.

Constructivismo Social HayekLa educación no nos fue expropiada por los Estados para asegurarla a todas las poblaciones. Fue expropiada por la fuerza (a golpe de decreto) para asegurarse que así cumpliría la función que los mismos Estados precisaban, esto es: para infundir la necesidad de vivir bajo un orden estatal; para inculcarnos el nacionalismo; y para amoldarnos a la estructura económica decidida por los gobernantes. De la necesidad del cumplimiento de tales objetivos es de donde surgió el carácter obligatorio y universal de la Educación Pública. La educación no se estatalizó por puro altruismo. Desengañémonos. Si hubiera sido así, los Estados habrían cedido su gestión a los propios profesionales y usuarios (que son quienes realmente conocen las necesidades educacionales y disponen de los mejores recursos para atenderlas) en lugar de tratar de intervenir y controlar todo el proceso educativo.

Esta exposición sobre el desarrollo histórico en […]

910, 2014

De la educación pública…

By |8 Comments

Desde hace unos años, poco después del inicio de la crisis y a raíz de los consiguientes recortes, ha ido surgiendo toda una serie de movilizaciones en torno a la educación pública. Éstas se han ido expresando desde multitudinarias manifestaciones sindicales contra los recortes presupuestarios y contra las congelaciones y sustracciones salariales; pasando por la consolidación de la llamada marea verde, que aglutina a diversos colectivos sociales además de los sindicales; y llegando hasta la aparición de focos algo más rebeldes orientados hacia prácticas de desobediencia civil (negándose a llevar a los niños a la escuela, llevando a cabo encierros en los centros, irrumpiendo en actos políticos, o cortando carreteras en señal de protesta), y otros focos orientados también a impulsar huelgas generales indefinidas o a realizar llamamientos y asesoramientos para la insumisión a la nueva ley educativa (LOMCE). Todo ello bajo el lema incondicional: ESCUELA PÚBLICA DE TOD@S PARA TOD@S.

En pocos años mucho se ha caminado, mucho se ha debatido, mucho se ha gritado y mucho se ha organizado para oponerse al modelo político de recortes en la inversión educativa. Sin embargo, dentro del mismo marco de insatisfacción y protesta, poco se ha hablado y se ha pensado respecto al propio modelo de escuela pública. Me refiero acerca de la educación en sí misma, sobre su función social e individual, acerca de cómo facilitar dicha función, qué impedimentos existen y cómo podrían resolverse para impulsar mejoras que beneficien a los propios implicados. Cuando se reclama una educación de calidad… ¿por qué se le pide a los gobernantes y se enfoca principalmente en las partidas presupuestarias? Sí, por supuesto que el aspecto económico es importante, pero de ahí a exigir una educación de calidad a los políticos…¿quién si no los propios docentes van a tener mayores competencias para asegurar dicha calidad? ¿O acaso se considera en general que el actual modelo educativo es inmejorable y tan sólo es necesaria una mayor inversión que asegure una suficiente capacidad material y una justa satisfacción salarial?

La cesión de la Educación Pública.

Manifestación EducaciónEs cierto que han habido personas que, desde su limitado ámbito de actuación particular, han hecho notables esfuerzos por atender la calidad de la educación desde una perspectiva proactiva, y no sólo implorativa. Pero no puedo evitar preguntarme si el actual escenario educativo se encontraría en el mismo punto suponiendo, desde un principio y por […]