1612, 2014

Vivir Muriendo

By |2 Comments

Xu Lizhi era uno de los cientos de miles de trabajadores de Foxconn (principal ensambladora de productos tecnológicos de todo el mundo). Antes de quitarse la vida, con tan sólo 24 años, nos fue dejando un estremecedor legado poético de la terrible lucha entre la pasión creativa propia de su juventud y la deshumanización del trabajo en la fábrica.

rejasTras varias oleadas de suicidios, Foxconn decidió no sólo instalar rejas en las ventanas de sus instalaciones, sino además obligar a sus empleados a firmar un contrato con una cláusula que les impidiera suicidarse. La condición contractual hace prometer al trabajador que no se suicidirá y que eximirá de toda responsabilidad a la compañía.

Estos son algunos extractos de sus escritos:

“Me han entrenado para ser dócil.
No sé cómo gritar o rebelarme,
quejarme o denunciar.
Sólo sé sufrir en silencio
hasta el agotamiento.
[…]¿Cuantos días y cuantas noches
habré estado dormido de pie?”

“Un área de diez metros cuadrados, apretada y mojada.
La luz del sol no entra ni un día al año.
Aquí como, duermo, me cago.
Toso, tengo dolores de cabeza, envejezco.
Me enfermo, pero no muero”.

“Un tornillo cayó al suelo
en su negra noche de horas extra.
Cayó vertical y tintineante
pero no atrajo la atención de nadie,
igual que aquella última vez,
en una noche como ésta,
en la que alguien se lanzó al vacío”.

xulizhi

1601, 2014

Impresión 3D y Activismo de Mercado

By |14 Comments

No han sido pocos los discursos, de esos que pretenden arreglar el mundo, que he escuchado acerca de la necesidad de que los medios de producción estén bajo control y propiedad de los propios trabajadores, en lugar de estar en manos de clases adineradas protegidas por poderes políticos. Y no les falta razón. La elevadísima capacidad financiera necesaria para poder acceder a los medios de producción de gran escala, que ‘parecen’ ser los únicos capaces de introducirse en el mercado con ciertas garantías para poder competir sin volatilizarse, hace que éstos sean completamente inaccesibles para ningún trabajador asalariado, ni aún siquiera con los ahorros de toda una vida. Charles Chaplin, en Tiempos ModernosSe trata, sin duda, de uno de los motivos principales que nos han convertido en grandes dependientes tanto como productores como consumidores. Sin embargo, y como consecuencia de la crisis que padecemos, están surgiendo cada vez más casos de fábricas que, tras su cierre, son recuperadas por los antiguos trabajadores unidos en cooperativa. Lo que parecía imposible vemos que se está haciendo realidad gracias a los abandonos o las bancarrotas de las propias fábricas. Lo malo es que, de forma paralela, observamos las enormes dificultades con que estos mismos trabajadores se están encontrando para mantenerse a flote. Esto demuestra que no se trata tan sólo de un problema de posesión de los medios de producción, sino además de un problema de escala de producción. Y eso sin contar con el entramado político-financiero del capitalismo clientelista que nos asola hoy día,  contra el que no se puede competir. No al menos utilizando sus mismas armas.

Como respuesta a esta situación, está emergiendo una tendencia de mercado que está apostando fuerte y decididamente por una producción de menor escala y alto alcance, que nos está permitiendo volver a recuperar el control de pequeñas parcelas de producción y de consumo, lo que nos confiere también cierta capacidad para ir cambiando las degradadas reglas de juego actuales y para competir también dentro de los estrechos márgenes que hoy existen. Además, se está extendiendo en todo tipo de sectores. Es el caso, por ejemplo, de la tecnología de impresión en 3D, cuya aplicación en la actividad económica podría encajar perfectamente en la línea de lo que Juanjo ha definido […]