104, 2014

Sayonara, Facebook…

By |3 Comments

La casualidad ha hecho hoy que, coincidiendo con el estreno de la sección “Liberado de las Redes” de este blog, un compañero anunciase su abandono de Facebook. Así nos hacía saber su paso a una mejor vida:

Fuck You Facebook - Facefuck - Fuckbook“Adios o hasta luego, ya veremos.
Dejo esto abierto para que quien quiera deje en mi muro lo que le venga en gana. Y una lectura que tras casi 3 años me ha resultado muy evocadora:

Somos personas normales y corrientes. Somos como tú: gente que se levanta por las mañanas para estudiar, para trabajar o para buscar trabajo, gente que tiene familia y amigos. Gente que trabaja duro todos los días para vivir y dar un futuro mejor a los que nos rodean. Unos nos consideramos más progresistas, otros más conservadores. Unos creyentes, otros no. Unos tenemos ideologías bien definidas, otros nos consideramos apolíticos… Pero todos estamos preocupados e indignados por el panorama político, económico y social que vemos a nuestro alrededor. Por la corrupción de los políticos, empresarios, banqueros… Por la indefensión del ciudadano de a pie.

Esta situación nos hace daño a todos diariamente. Pero si todos nos unimos, podemos cambiarla. Es hora de ponerse en movimiento, hora de construir entre todos una sociedad mejor.

Por ello sostenemos firmemente lo siguiente:

Las prioridades de toda sociedad avanzada han de ser la igualdad, el progreso, la solidaridad, el libre acceso a la cultura, la sostenibilidad ecológica y el desarrollo, el bienestar y la felicidad de las personas. Existen unos derechos básicos que deberían estar cubiertos en estas sociedades: derecho a la vivienda, al trabajo, a la cultura, a la salud, a la educación, a la participación política, al libre desarrollo personal, y derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz.

El actual funcionamiento de nuestro sistema económico y gubernamental no atiende a estas prioridades y es un obstáculo para el progreso de la humanidad. La democracia parte del pueblo (demos=pueblo; cracia=gobierno) así que el gobierno debe ser del pueblo. Sin embargo, en este país la mayor parte de la clase política ni siquiera nos escucha. Sus funciones deberían ser la de llevar nuestra voz a las instituciones, facilitando la participación política ciudadana mediante cauces directos y procurando el mayor beneficio para el grueso de […]

2403, 2014

¿Ha sido un éxito el 22M?

By |19 Comments

Marchas de la Dignidad 22MHabría muchas formas de abordar esta cuestión. Sin embargo, no son tantas las perspectivas que se están considerando en las reflexiones y debates que están surgiendo en las horas que siguen a esta última movilización, y que principalmente son: el número de participantes, la violencia represiva del gobierno, y las reacciones de los manifestantes ante esa violencia. Como viene siendo también habitual, no son precisamente estos enfoques más debatidos los que nos puedan ayudar a dar respuesta a la pregunta sobre si ha sido o no un éxito el 22M.

Pero, ¿por qué no?

Vamos a suponer que el gobierno hubiera admitido que la tarde del 22 de Marzo habían 2 millones de personas manifestándose. Supongamos además que no hubiera habido ningún tipo de provocación ni de agresión policial. Y supongamos también que las marchas hubieran sido retransmitidas desde el primer momento por las televisiones. Dando por hechos estos supuestos, ¿habría sido entonces un éxito la manifestación? ¿Y si hubieran sido sólo 10.000 personas, que además hubieran sido reprimidas por la policía, que hubieran ido todas en autobús y que se hubiera silenciado todo por los medios, se hablaría entonces de fracaso? ¿Cuál es objetivamente el número exacto de manifestantes, el nivel de violencia del Estado aplicado contra ellos, la cantidad de kilómetros recorridos, o la cantidad de titulares que debe cumplir una movilización para poder tildarla de éxito o de fracaso?

Aunque, bueno, quizá sea un poco absurdo tratar de pensar en términos objetivos. Planteémoslo entonces de forma subjetiva. Quienes han regresado de la capital con un buen sabor de boca, con esa sensación triunfal de haber participado en algo histórico, y con el sentimiento de haber defendido su dignidad con coraje frente a aquellos que tratan de arrebatársela, ¿habría cambiado ese estado de ánimo el hecho de que hubieran sido más o menos personas, o que hubiera habido o no altercados con la policía? Por otra parte, quienes han regresado con desánimo, tras observar que al final no ha sido más que otra manifestación como tantas otras anteriores, y que un par de días después todo continuará igual, con el esfuerzo tremendo que costaría organizar y movilizar nuevamente algo tan inmenso, ¿se habrían s[…]

902, 2014

Tiempo de elecciones

By |0 Comments

En relación a las “novedosas” propuestas y, en apariencia, frescos debates políticos que, en estas fechas tan cercanas a las elecciones europeas, están centrando la atención de un amplio espectro social ajeno al bipartidismo, me gustaría recuperar un ensayo de Errico Malatesta que, a modo de diálogo platónico, reflexiona con profunda trascendencia acerca de la cuestión electoralista.

Si bien el texto es de 1890, sorprende observar cómo las ideas que en él se expresan tienen una sorprendente vigencia en el contexto actual, como lo demuestra el hecho de que aún hoy continúa reproduciéndose en no pocos debates y conversaciones. Sin embargo, en muchos de los discursos electorales con tintes revolucionarios o promesas de decisivos cambios sociales, parecen no tenerse en cuenta u obviarse con extraordinaria facilidad algunos de los planteamientos centrales excelentemente razonados en este ensayo, lo que hace que dichos discursos no consigan salvarse de incurrir en importantes contradicciones. Pues más allá de la honestidad y de la validez de los representantes que a través de un proceso electoral pudieran surgir, incluso de entre el pueblo y aún suponiendo el más óptimo devenir posible, convendría no olvidar ciertas cuestiones inseparables, condicionantes y limitadoras de la propia práctica electoral. Motivo por el cual he considerado importante recordar esta aportación de Malatesta, con el objeto de tenerlo bien presente en estos recurrentes tiempos de elecciones.

Me gustaría dejar claro que la invitación a esta lectura la hago sin pretensión alguna de interferir en la libertad de las personas que decidan organizarse políticamente para participar en procesos electorales, pero sí para evitar que sean estos mismos procesos electorales, por muy revolucionarios que parecieran presentarse, los que interfieran en la labor de las personas que prestan un gran esfuerzo a las múltiples actividades sociales y políticas independientes, tan útiles y necesarias para la cohesión y el empoderamiento ciudadano precisamente por mantenerse al margen de cuestiones e intereses electoralistas. Para que cualquier proceso electoral no consiga jamás desviar nuestra atención de los procesos de transformación que se estén llevando a cabo, en los trabajos o a pie de calle. Para que a cualquier candidato político que aspire a representarnos jamás le prestemos mayor atención ni le demos mayor importancia que la que merecen compañeros de trabajo, compañeros de algún […]

1601, 2014

Impresión 3D y Activismo de Mercado

By |15 Comments

No han sido pocos los discursos, de esos que pretenden arreglar el mundo, que he escuchado acerca de la necesidad de que los medios de producción estén bajo control y propiedad de los propios trabajadores, en lugar de estar en manos de clases adineradas protegidas por poderes políticos. Y no les falta razón. La elevadísima capacidad financiera necesaria para poder acceder a los medios de producción de gran escala, que ‘parecen’ ser los únicos capaces de introducirse en el mercado con ciertas garantías para poder competir sin volatilizarse, hace que éstos sean completamente inaccesibles para ningún trabajador asalariado, ni aún siquiera con los ahorros de toda una vida. Charles Chaplin, en Tiempos ModernosSe trata, sin duda, de uno de los motivos principales que nos han convertido en grandes dependientes tanto como productores como consumidores. Sin embargo, y como consecuencia de la crisis que padecemos, están surgiendo cada vez más casos de fábricas que, tras su cierre, son recuperadas por los antiguos trabajadores unidos en cooperativa. Lo que parecía imposible vemos que se está haciendo realidad gracias a los abandonos o las bancarrotas de las propias fábricas. Lo malo es que, de forma paralela, observamos las enormes dificultades con que estos mismos trabajadores se están encontrando para mantenerse a flote. Esto demuestra que no se trata tan sólo de un problema de posesión de los medios de producción, sino además de un problema de escala de producción. Y eso sin contar con el entramado político-financiero del capitalismo clientelista que nos asola hoy día,  contra el que no se puede competir. No al menos utilizando sus mismas armas.

Como respuesta a esta situación, está emergiendo una tendencia de mercado que está apostando fuerte y decididamente por una producción de menor escala y alto alcance, que nos está permitiendo volver a recuperar el control de pequeñas parcelas de producción y de consumo, lo que nos confiere también cierta capacidad para ir cambiando las degradadas reglas de juego actuales y para competir también dentro de los estrechos márgenes que hoy existen. Además, se está extendiendo en todo tipo de sectores. Es el caso, por ejemplo, de la tecnología de impresión en 3D, cuya aplicación en la actividad económica podría encajar perfectamente en la línea de lo que Juanjo ha definido […]

701, 2014

Haciendo real la utopía

By |25 Comments

utopia

Ante la cuestión planteada de forma recurrente desde el activismo sobre por qué las poblaciones occidentales están tan inmovilizadas en proporción a la cantidad y gravedad de las agresiones que se están sufriendo, existe una explicación muy extendida que es en la que se basa la Doctrina del Shock de Naomi Klein: el miedo. El miedo que todo lo paraliza. Esto ha hecho creer a movimientos sociales y activistas que la principal herramienta empleada por las estructuras de poder para mantenerse y extenderse ha sido siempre el miedo, lo que como consecuencia ha centrado todos los esfuerzos activistas prioritariamente en combatirlo. Pero muchas de las personas que lean esto, y que estén relacionadas en mayor o menor medida con el activismo,Ciudad de Zombies coincidirán conmigo en que más que miedo con lo que nos hemos cruzado es con multitudes sumidas en la desgana y la apatía.

Esto me ha llevado a pensar que lo que realmente paraliza a las masas no es el miedo. Lo que ha sucedido, quizá, es que a través de las diversas dinámicas de poder que se han ido desarrollando en las últimas décadas hemos ido cediendo progresivamente el control sobre distintas parcelas de nuestras vidas, hasta el punto de llegar a delegar incluso la gestión de nuestras propias esperanzas y, con ellas, también de nuestras motivaciones. Por supuesto, esto no es culpa exclusiva de un determinado poder coactivo, ya que (independientemente de las posibles estructuras de poder, sus oscuras motivaciones, estrategias, conspiraciones, etc…) en última instancia hemos sido nosotros los que hemos ido cediéndolas alegremente, asumiendo sin apenas resistencia las reglas que se iban estableciendo. De esa pérdida casi absoluta y generalizada de control sobre nuestra esperanza viene la facilidad con que veamos a millones de personas agarrándose desesperadamente a un clavo ardiendo, aceptando condiciones miserables de vida tan sólo a cambio de la promesa de un puñado de migajas, y con más fuerza cuanto peor es la situación en que se encuentren (esto explicaría además por qué la clase media ha tenido más facilidad históricamente para rebelarse)Ricos y pobres. El miedo, que por supuesto también […]

2012, 2013

¿Por qué Black Blog?

By |4 Comments

A modo de presentación e inauguración de este espacio, diría incluso que a modo de declaración de intenciones, me gustaría escribir un poco acerca de su denominación. “Black Blog” hace referencia directa a una táctica de manifestación conocida como Black Bloc (o Bloque Negro), algunas de cuyas características principales pretendo trasladar de forma análoga dentro de la blogsfera. Pues bien, en el ámbito de las manifestaciones y protestas civiles, podemos observar que las formaciones autodenominadas como Black Bloc suelen compartir los siguientes rasgos, que podríamos utilizar también para definirlo:

  • Todos los activistas de un Black Bloc van cubiertos y vestidos de negro, con el objetivo de dificultar su identificación por la policía, pero también para fomentar la solidaridad durante la protesta entre los participantes.

  • Desafía el control sobre la protesta que las instituciones efectúan a través de la represión política, policial y judicial. Este desafío lo lleva a cabo de dos formas:
    1) liberando, tomando o eliminando espacios
    o  propiedades tanto estatales como pertenecientes a corporaciones neoliberales, siempre con motivo de algún objetivo político concreto o por simple autodefensa; y
    2) protegiéndose y auxiliándose unos a otros
    , como un bloque, de cualquier tipo de amenazas o agresiones.

  • Tolera la diversidad de tácticas en las acciones que cada grupo de afinidad integrante decida llevar a cabo por su cuenta, independientemente de su grado de contundencia o de pacifismo.

Históricamente, además, se ha observado que la aparición de este tipo de táctica ha sido más recurrente en escenarios en los que la protesta se centró durante un tiempo prolongado en las manifestaciones autorizadas, o incluso en la desobediencia civil pacífica, pero cuyas consecuencias, además de no producir ningún resultado, desembocaban en una creciente represión policial. Así, cansados de recibir  sin haber hecho realmente nada (ni para bien ni para mal), muchos de estos manifestantes acabaron formando posteriormente parte de Black Blocs como respuesta a su constatación del monopolio de la violencia por parte del Estado y la necesidad de la defensa propia.

Movimiento 15M y Activismo.

Quizá sea en ese punto en el que me […]