encadenados

Anarquía significa: sin amos, sin gobernantes.

Por tanto, si una persona muestra rechazo hacia la anarquía, es porque esa persona considera que necesita un gobernante, o un amo, que decida por ella. Y cuando alguien necesita de un amo, eso quiere decir que es un esclavo.

Pensad ahora la cantidad de personas que públicamente, al repudiar el anarquismo, se definen a sí mismas y sin pudor como esclavos.